Juventud divino tesoro poemas del alma

The Bright Field de R.S. Thomas | Lectura de poesía

Un poema inédito de 9 versos escrito hacia 1829 para la prima de Poe, Elizabeth Rebecca Herring (el acróstico es su nombre, deletreado por la primera letra de cada línea). Nunca se publicó en vida de Poe. James H. Whitty descubrió el poema y lo incluyó en su antología de 1911 de las obras de Poe bajo el título “From an Album”. También se publicó en la obra definitiva de Thomas Ollive Mabbott, Collected Works of Edgar Allan Poe, en 1969, como “An Acrostic”.

El poema menciona a “Endymion”, posiblemente refiriéndose a un poema de 1818 de John Keats con ese nombre. El “L. E. L.” de la tercera línea puede ser Letitia Elizabeth Landon, una artista inglesa conocida por firmar sus obras con esas iniciales. “Zantippe” en la cuarta línea es en realidad Xanthippe, esposa de Sócrates. La ortografía del nombre fue cambiada para adaptarse al acróstico.

Este poema se basa en historias del Corán, y habla de la vida después de la muerte en el lugar llamado Al Aaraaf. Poe lo incluyó como poema principal en su colección de 1829 Al Aaraaf, Tamerlane y poemas menores.

Cold War Kids – Restless

“Observamos cómo baila el polvo de la luz del sol y tratamos de ser así de animados, pero nadie sabe qué música escuchan esas partículas. Cada uno de nosotros tiene un músico compañero secreto para bailar. Un juego rítmico único, un movimiento en la calle que sólo nosotros conocemos y oímos”.

  Ven espíritu creador visita las almas de tus fieles

“Ha llegado una historia sobre Rumi: una mujer le pregunta si le diría algo a su hijo pequeño sobre su consumo excesivo de un tipo particular de caramelo de azúcar blanco. Rumi le dice que vuelva en dos semanas. Ella lo hace, y él le dice de nuevo que vuelva en dos semanas. Ella lo hace, y él le aconseja al niño que reduzca los dulces. “¿Por qué no dijiste esto hace un mes?” “Porque tenía que ver si podía resistirme a comer ese caramelo durante dos semanas. No pude. Luego lo volví a intentar y lo conseguí. Sólo ahora puedo decirle que intente no comer tanto”.

“Le pregunto a una flor: “¿Cómo es que eres tan sabia tan joven?””Con el primer viento de la mañana y el primer rocío, perdí mi inocencia”.Sigo a la que me mostró el camino.Extiendo una mano hacia arriba, y con la otra toco el suelo.Una gran rama se inclina desde el cielo. ¿Hasta cuándo seguiré hablando de arriba y abajo? Éste no es mi hogar: ¡el silencio, la aniquilación, la ausencia! Vuelvo donde todo es nada”.

  Poemas del alma mario benedetti

Juventud divina tesoro poema

En Argentina escribió para La Nación y en 1896 publicó Los Raros y Prosas Profanas, que conquistaron a importantes críticos para que apreciaran el modernismo. Sus posteriores libros de poesía, Cantos de Vida y Esperanza, El Canto Errante, Poema del Otono y Canto a la Argentina, consolidaron su reputación. El Poema del Otono, escrito en 1910, suele considerarse la mejor obra de Darío.

En una de las publicaciones, titulada Canciones de vida y esperanza, trata temas como la derrota de España en la guerra hispanoamericana, el imperialismo norteamericano y la solidaridad de los pueblos de habla hispana.

Tina Le – “Corazón real” y “Corazón de tres habitaciones”

En medio del camino de la vida … Dante dijo. Su verso se convierte en: En medio del camino de la muerte. Y no odies a la emperatriz ignorada y reina de la nada. Para ella se teje nuestro tejido, Y ella en la copa de los sueños vierte un nepente contrario: ¡no olvida!

Es la tarde gris y triste. Viste el mar de terciopelo Y el cielo profundo viste De pena. Del abismo sube La queja amarga y sonora. La ola, cuando el viento canta, llora. Los violines de la niebla saludan al sol moribundo. Salmodia la blanca espuma: Miserere. La armonía del cielo inunda, Y la brisa llevará La triste y profunda canción Del mar. Del clarín del horizonte Rara sinfonía brota, Como si la voz del Monte Vibrara. Y si fuera el invisible … Que si fue el rudo, Que le di al viento un terrible León.

  Los ojos reflejo del alma

En el sofá dejé la mandolina Y fui a besar la boca del brillo, La boca de mi bella Florentina. Y es dulce y rosada y muerde y besa; Y es una boca rosada y fresa; Y el Amor no ha visto boca así. Sangre, rubí, coral, carmín, claveles, Hay en sus labios finos y crueles, Pimientos fuertes, mieles aromáticas. Los dientes blancos riman como versos, Y conocen esos dientes finos y lisos, Mordidas caprichosas y perversas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad