Creencias chinas caras de las joyas

Creencias chinas caras de las joyas

Joyas chinas modernas

Este número contribuye al comportamiento de las compras de lujo en China en relación con los aspectos básicos de la industria del lujo. Este trabajo ofrece más información sobre la historia del mercado de la moda y los artículos de lujo en diferentes partes del continente, centrándose más en el mercado chino. Podemos acercarnos a este campo de aspecto social destacando el comportamiento de compra de lujo de la clase media china y obtener más información del campo de los lujos.

El término lujo procede del latín “luxuria”, que significa “extras de la vida”[1] El concepto de bienes de lujo se refiere a tener bienes caros y exclusivos. Estos bienes suelen gozar de una alta calidad percibida por la marca, y se caracterizan por su elevado precio, su magnífica calidad, su diseño estético, su patrimonio, su reputación, su exclusividad, su deseabilidad y su personalidad. Los artículos de lujo son objetos que proporcionan un estatus posicional en la sociedad.

La industria moderna de la moda de lujo se originó en Francia cuando Charles Frederick Worth llegó a París e inventó la Alta Costura. La nueva identidad de la ropa fue fundamental para el desarrollo de los artículos de lujo en el siglo XIX. El éxito de una casa de Alta Costura dependía del talento de un diseñador propietario de la casa, que producía ropa por encargo para la aristocracia y la clase alta. Los grupos sociales querían reflejar la riqueza y el estatus social. En el siglo XIX, la industrialización de Europa dio lugar a marcas de lujo, muchas de las cuales siguen existiendo en la actualidad, como Louis Vuitton (1854)[2] A partir de finales de la década de 1960, las empresas de moda de lujo italianas y estadounidenses entraron en el mercado proporcionando ropa lista para usar en lugar de la tradicional hecha por encargo, lo que sustituyó en muchos aspectos la función de las casas de Alta Costura.

  Pinturas rupestres de creencias religiosas

Joyas tradicionales chinas

Figura 1.  Recolectores de jade en el río Karakash, cerca de Hetian (también conocido como Khotan), en la provincia occidental china de Xinjiang. Se dice que el jade es masculino y, por tanto, atrae a las mujeres. Se pensaba que las noches de luna de otoño eran el mejor momento para encontrar jade, ya que se creía que el jade reflejaría la luz de la luna. De la T’ien Kung K’ai Wu de Sung Ying-hsing, una enciclopedia china de 1637.

Aunque el descubrimiento de la jadeíta en Myanmar se remonta al siglo VI d.C. o antes, y su primera entrada en China fue fechada por el sinólogo británico William Warry en el siglo XIII (Hertz, 1912), no cobró importancia hasta la dinastía Qing (1644-1914). Cuando el emperador Qianlong vio un trozo de este jade verde, entre blanco y brillante, quedó inmediatamente fascinado. Al enterarse de que procedía de un país salvaje al sur de Yunnan, envió columnas de tropas para asegurarse el suministro. Pero ni siquiera los mejores ejércitos chinos fueron capaces de enfrentarse al difícil terreno y a la feroz población de las colinas Kachin. Regresaron con las manos vacías, derrotados por la malaria, el barro y los miembros de la tribu que jugaban con los forasteros del norte. A partir de entonces, los comerciantes chinos nunca intentaron aventurarse en las colinas hacia las minas, contentándose con tratar con los kachin en las relativamente tranquilas llanuras de Mogaung.

Joyas chinas famosas

Las mujeres y los hombres llevan joyas en casi todas las culturas y regiones del mundo desde hace miles de años. Para la mayoría de las culturas, las joyas tienen algún tipo de significado. Puede utilizarse como símbolo de estatus, riqueza, nobleza, rango, religión, cargo y mucho más. He aquí algunos de los papeles más fascinantes que han desempeñado las joyas en las culturas a lo largo de la historia.

  Codigo curativo creencias no saludables

El jade se ha considerado una piedra valiosa en la cultura china durante miles de años, hasta el punto de que las joyas de jade podían ser incluso más caras que el oro o la plata. La combinación de la belleza y la durabilidad del jade simbolizaba el equilibrio del yin y el yang. Los antiguos chinos también creían que llevar jade alejaba los malos espíritus y la mala suerte. Hoy en día, muchas familias chinas conservan reliquias de jade que han pasado de generación en generación.

Las joyas de cuentas han desempeñado un papel importante en las culturas africanas durante miles de años. Ciertos colores y diseños de cuentas podían utilizarse para señalar la pertenencia a una tribu determinada, mostrar el estatus y para las ceremonias religiosas. Muchas personas llevaban cuentas como adorno o las utilizaban como moneda. Las cuentas se fabricaban con materiales naturales, como piedras, conchas, marfil e incluso huevos de avestruz. En algunas partes de la actual Sudáfrica, los hombres y mujeres zulúes utilizaban cuentas para comunicarse. Ciertos colores y estilos indicaban el estado civil de los demás, e incluso enviaban mensajes sobre el hogar, la familia y otras cosas.

Historia de la joyería china

En la actualidad, China es conocida por ser uno de los mayores productores de perlas. Se trata de una tradición artística muy antigua, pero China empezó a utilizar metales preciosos relativamente tarde. Las escasas referencias de adornos datan del periodo Tang (618-906). A principios de la dinastía Sung (960-1279), los chinos mostraron un gran interés por la joyería influida por Persia y la India. Sólo hacia finales del siglo XI se aprecian características locales. El tipo de joya más importante era la que se llevaba en la cabeza, como las tiaras y las diademas. Podemos ver muchas influencias en las joyas chinas procedentes de la región del Himalaya (Nepal, Tíbet, Bután), donde las habilidades tradicionales pasaban de pueblo en pueblo, de tribu en tribu. Las tradiciones joyeras del Extremo Oriente reflejan esta inmensa diversidad ambiental, cultural y económica. Sin embargo, muchas tradiciones de joyería se interrumpieron durante la época del comunismo, en la que el adorno personal era severamente criticado por el gobierno. Sólo se autorizaban las insignias y medallas oficiales, para mostrar el orgullo y la lealtad al partido. Desde el final del reinado de Mao Tse Tung, los chinos han recuperado la destreza y los conocimientos para realizar trabajos de joyería antiguos y tradicionales.

  Diferencia entre pensamiento y creencia
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad