Cuerpos celestes del sistema solar

Cuerpos celestes del sistema solar

Hoja de trabajo de los cuerpos pequeños del sistema solar

En el universo hay muchos sistemas planetarios como el nuestro, con planetas que orbitan alrededor de una estrella anfitriona. Nuestro sistema planetario se llama “sistema solar” porque utilizamos la palabra “solar” para describir las cosas relacionadas con nuestra estrella, por la palabra latina para Sol, “solis”.

Nuestro sistema solar está formado por nuestra estrella, el Sol, y todo lo que está unido a ella por la gravedad: los planetas Mercurio, Venus, la Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno; planetas enanos como Plutón; decenas de lunas; y millones de asteroides, cometas y meteoroides. Más allá de nuestro sistema solar, hemos descubierto miles de sistemas planetarios que orbitan alrededor de otras estrellas de la Vía Láctea.

Cinco naves espaciales han alcanzado la velocidad suficiente para acabar viajando más allá de los límites de nuestro sistema solar. Dos de ellas alcanzaron el espacio inexplorado entre las estrellas tras varias décadas en el espacio.

Sistema solar de la Nasa

Hasta el 24 de agosto de 2006, había nueve planetas en el Sistema Solar: Mercurio, Venus, la Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón. En esa fecha, la Unión Astronómica Internacional redefinió el término “planeta” y creó otras dos categorías de cuerpos dentro del Sistema Solar: planetas enanos y cuerpos pequeños del sistema solar. Plutón fue reclasificado como planeta enano. Los cuerpos pequeños del sistema solar son objetos del Sistema Solar que no son ni planetas ni planetas enanos, ni satélites.

  Bebidas para alcalinizar el cuerpo

Empezando por los más cercanos al Sol, los ocho planetas del Sistema Solar conocidos actualmente son: Mercurio, Venus, la Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Los cuatro planetas que orbitan más cerca del Sol -Mercurio, Venus, la Tierra y Marte- se llaman planetas interiores. Son pequeños, compactos y tienen una superficie rocosa.

Mercurio y Venus son los únicos planetas que no tienen satélites, es decir, cuerpos más pequeños que los orbitan. La Tierra sólo tiene uno: la Luna; y Marte tiene dos: Fobos y Deimos. Otros planetas tienen muchos más, como Júpiter, que tiene más de 60 satélites descubiertos hasta ahora.

Cuerpos celestes ppt

Hace casi ochenta años, un astrónomo que trabajaba en el Observatorio Lowell, en Estados Unidos, hizo un descubrimiento que acabaría iniciando un cambio drástico en la forma de ver nuestro Sistema Solar. El joven astrónomo era Clyde Tombaugh, un asistente de observación que trabajaba en el observatorio que hizo famoso el gran astrónomo Percival Lowell. Tombaugh continuaba la búsqueda de un elusivo planeta -el planeta X- que Lowell había creído (erróneamente) responsable de perturbar las órbitas de Urano y Neptuno. Al cabo de un año, después de pasar numerosas noches en el telescopio exponiendo placas fotográficas y meses escudriñándolas tediosamente en busca de señales de un planeta, Tombaugh vio lo que buscaba. Hacia las cuatro de la tarde del 18 de febrero de 1930, Tombaugh comenzó a comparar dos placas tomadas en enero de ese año que mostraban una región en la constelación de Géminis. Al pasar de una placa a la otra, tratando de ver si algo se movía ligeramente entre las dos (el signo revelador del planeta que estaba buscando), vio algo. En una parte del encuadre, un pequeño objeto revoloteó unos milímetros mientras cambiaba entre las dos placas. Tombaugh había encontrado su nuevo planeta. (Stern & Mitton, 2005)

  El azucar es necesaria para el cuerpo humano

Pequeño cuerpo que se combinó con otros similares para formar todos los demás objetos de nuestro sistema solar

Los cuerpos pequeños del sistema solar incluyen los cometas, los asteroides, los objetos del Cinturón de Kuiper y de la nube de Oort, los pequeños satélites planetarios, Tritón, Plutón, Caronte y el polvo interplanetario. Como se cree que algunos de estos objetos están mínimamente alterados con respecto a su estado en la joven nebulosa solar a partir de la cual se formaron los planetas, pueden aportar información sobre el planeta Tierra y la formación y evolución del sistema solar.

El Cinturón de Kuiper es una región que se extiende desde la órbita de Neptuno hasta los confines del sistema solar y que posiblemente contenga el mejor registro disponible de los materiales interestelares originales que formaron la nebulosa solar. Esta región más allá de Neptuno es también el lugar de nacimiento más probable de los cometas de período corto.

  El cuerpo en la adolescencia

Los asteroides son restos rocosos de la formación del sistema solar. No son esféricos y tienen composiciones e historias diferentes. La mayoría, aunque no todos los asteroides, residen en una región entre Marte y Júpiter donde otros numerosos mundos rocosos pequeños orbitan alrededor del sol. Algunos asteroides pertenecen a grupos que proceden de cuerpos madre más grandes que se hicieron añicos en colisiones pasadas con otros asteroides. Algunos se encuentran en órbitas que se cruzan con la de la Tierra u otros planetas. Los asteroides que cruzan la órbita de la Tierra se denominan Asteroides Potencialmente Peligrosos (PHA) y cuanto más observamos los cielos, más de ellos encontramos, algunos de los cuales se ven por primera vez justo después de pasar cerca de la Tierra.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad