Como sacar las preocupaciones de la mente

Como sacar las preocupaciones de la mente

Cómo calmar un ataque de ansiedad

Los artículos de Verywell Mind son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud mental. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

Amy Morin, LCSW, es la editora en jefe de Verywell Mind. También es psicoterapeuta, autora del bestseller “13 Things Mentally Strong People Don’t Do” (13 cosas que no hacen las personas mentalmente fuertes) y presentadora del podcast The Verywell Mind.

Si has experimentado este tipo de estrés, te habrás dado cuenta de que los mismos pensamientos se repiten una y otra vez en tu mente creando un bucle sin fin y aumentando la preocupación. Este patrón de pensamiento no sólo no ayuda a resolver los problemas en cuestión, sino que también puede interferir con las prácticas saludables que pueden ayudar a crear la paz interior, como el sueño reparador.

Aunque es posible que en el pasado te hayan dicho que “despejes tu mente” para dejar de lado el estrés, esta estrategia no consiste realmente en dejar de lado todos los pensamientos y preocupaciones de tu mente. En cambio, se trata de aprender a ser más consciente y observar tus pensamientos sin juzgarlos.

Cómo dejar de preocuparse y empezar a vivir deutsch

Los artículos de Verywell Mind son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud mental. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

  Si la mente tuviera alas

Amy Morin, LCSW, es la editora en jefe de Verywell Mind. También es psicoterapeuta, autora del bestseller “13 Things Mentally Strong People Don’t Do” (13 cosas que no hacen las personas mentalmente fuertes) y presentadora del podcast The Verywell Mind.

¿Está usted preocupado? Las personas a las que se les ha diagnosticado un trastorno de ansiedad, incluido el trastorno de pánico, suelen luchar contra la preocupación crónica. La preocupación frecuente puede parecer irracional a los ojos de los demás. Por ejemplo, puede preocuparse por cosas que ni siquiera han ocurrido o que están fuera de su control, como la salud y la seguridad de sus seres queridos o el coste de la vida actual.

Preocuparse tanto puede convertirse en una pesada carga que afecta negativamente a sus relaciones, su autoestima, su carrera y otros aspectos de su vida. También puede afectarle emocional y mentalmente, contribuyendo a sus síntomas de pánico y ansiedad. Teniendo en cuenta lo perjudicial que puede ser la preocupación, es posible que se pregunte cómo puede dejar de preocuparse tanto.

Cómo preocuparse menos

Observa una fotografía o imagen detallada (como un paisaje urbano u otra escena “ajetreada”) durante 5 o 10 segundos. A continuación, pon la fotografía boca abajo y recréala en tu mente con el mayor detalle posible. También puede hacer una lista mental de todas las cosas que recuerda de la fotografía.

  Como dominar la mente de otra persona a distancia

Elige una o dos categorías amplias, como “instrumentos musicales”, “sabores de helado”, “mamíferos” o “equipos de béisbol”. Dedica uno o dos minutos a enumerar mentalmente todas las cosas de cada categoría que puedas.

Piensa en un poema, una canción o un pasaje de un libro que te sepas de memoria. Recítalo en voz baja para ti mismo o en tu cabeza. Si dices las palabras en voz alta, concéntrate en la forma de cada palabra en tus labios y en tu boca. Si lo dices mentalmente, visualiza cada palabra tal y como la verías en una página.

Inventa un chiste tonto, del tipo que encontrarías en el envoltorio de un caramelo o en un palito de helado. También puedes hacerte reír viendo un vídeo de tu animal favorito, un fragmento de un cómico o un programa de televisión que te guste, o cualquier otra cosa que sepas que te hará reír.

Dejar de preocuparse deutsch

25 de octubre de 2015,11:30 am EDT|Preocuparse no es necesariamente algo malo. A veces conduce a un comportamiento productivo. Un estudiante que se preocupa por sus notas puede sentirse motivado a estudiar mucho. O una persona que se preocupa por su salud puede hacer ejercicio con frecuencia.

Sin embargo, la preocupación excesiva puede causar una gran angustia e interferir en tu productividad. Preocuparse por una presentación que vas a dar la semana que viene puede dificultar la concentración. O la preocupación constante por un problema de salud puede interferir en tu sueño, lo que podría complicar aún más tus problemas de salud.

Decirse a sí mismo: “No pienses en ello”, es probable que sea contraproducente. El popular “experimento del oso blanco” de 1987 puso de manifiesto ese efecto paradójico. Cuando se dijo a los participantes que evitaran pensar en “osos blancos”, informaron de un aumento de las imágenes de osos blancos que aparecían en sus mentes.

  Prueba de la mente sucia

Los sentimientos de ansiedad pueden llevar a predicciones catastróficas. Imaginar que una mala nota arruinará todo tu futuro, o que un pequeño error hará que te quedes sin hogar y en la indigencia, alimentará tus sentimientos de ansiedad. Sustituye tus pensamientos exageradamente negativos por afirmaciones más realistas. Cuando pienses algo como: “Me voy a tropezar con mis palabras y pareceré un completo idiota”, recuérdate a ti mismo: “Tengo cosas valiosas que comunicar y si me equivoco, no será un gran problema”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad