Como sanar una contractura

Fisioterapia para el tratamiento de las contracturas

Una contractura es un movimiento limitado de una articulación. Es posible que sienta dolor cuando intente mover o extender completamente la articulación. Una contractura suele estar causada por cambios en la piel, los músculos, los tendones, el cartílago o los ligamentos que rodean la articulación.

El médico le preguntará por sus síntomas y por cualquier enfermedad que padezca. Le examinará la extremidad afectada y comprobará el movimiento y la amplitud de movimiento de la articulación. La amplitud de movimiento es la distancia que puede mover la articulación en diferentes direcciones. Es posible que se realicen radiografías para determinar la causa de la contractura.

Usted tiene derecho a ayudar a planificar sus cuidados. Infórmese sobre su estado de salud y cómo puede tratarse. Discuta las opciones de tratamiento con sus proveedores de atención médica para decidir qué atención desea recibir. Siempre tiene derecho a rechazar el tratamiento. La información anterior es sólo una ayuda educativa. No pretende ser un consejo médico para condiciones o tratamientos individuales. Hable con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para ver si es seguro y eficaz para usted.

¿Puede estirar las contracturas?

Las contracturas son una complicación común de las afecciones neurológicas y no neurológicas, y se caracterizan por una reducción de la movilidad articular. El estiramiento se utiliza ampliamente para el tratamiento y la prevención de las contracturas.

¿Cuánto dura una contractura?

Las contracciones serán muy seguidas y pueden durar entre 60 y 90 segundos. Sentirá presión en la parte baja de la espalda y en el recto. Dígale a su proveedor de atención médica si siente la necesidad de pujar. Si quieres empujar pero no estás completamente dilatada, el médico te pedirá que te contengas.

  Como sanar una relacion karmica

¿Cómo se producen las contracturas?

La contractura puede ser causada por cualquiera de las siguientes causas: Trastornos del cerebro y del sistema nervioso, como la parálisis cerebral o el ictus. Trastornos hereditarios (como la distrofia muscular) Daños nerviosos.

Contracturas en las piernas de las personas mayores

ResumenLas contracturas, o la reducción de la movilidad de las articulaciones, son una secuela común e incapacitante de las lesiones medulares. La intervención principal para el tratamiento y la prevención de la contractura es el estiramiento regular de los tejidos blandos. Aunque el fundamento de esta intervención parece sólido, la eficacia de los estiramientos no se ha verificado con ensayos clínicos bien diseñados. Un ensayo aleatorio reciente sugiere que no hay ningún efecto clínicamente valioso de un protocolo de estiramiento típico aplicado a pacientes con lesiones de la médula espinal. A pesar de los resultados negativos de este primer ensayo, sostenemos que los terapeutas deberían seguir administrando estiramientos para el tratamiento y la prevención de la contractura hasta que surjan los resultados de otros estudios. Para maximizar la probabilidad de conseguir un efecto clínicamente valioso, sugerimos que los terapeutas estiren los tejidos blandos durante periodos prolongados (al menos 20 minutos, y quizás hasta 12 horas al día). Se ofrecen sugerencias prácticas sobre cómo proporcionar fácilmente a los pacientes con lesiones medulares un estiramiento sostenido de las articulaciones y grupos musculares clave. Es más probable que los estiramientos sean eficaces si se inician antes de la aparición de la contractura. Los tejidos blandos de mayor riesgo deben ser objeto de estiramiento, sobre todo si es probable que la contractura imponga limitaciones importantes desde el punto de vista funcional.

  Como sanar los labios quemados

Diferencia entre rigidez y contracción

Las contracturas son la pérdida crónica de la movilidad articular causada por cambios estructurales en los tejidos no óseos, como los músculos, los ligamentos y los tendones. Se desarrollan cuando estos tejidos normalmente elásticos son sustituidos por tejidos inelásticos. Esto provoca el acortamiento y endurecimiento de estos tejidos, causando finalmente rigidez, deformidades articulares y una pérdida total de movimiento alrededor de la articulación.

En la actualidad, la mayor parte de la información epidemiológica se centra en una sola contractura articular; por tanto, la epidemiología de las contracturas articulares en su conjunto es limitada. Además, la variación de las definiciones entre los estudios utilizados como criterios de diagnóstico da lugar a una amplia gama de cifras. No obstante, está claro que existe una alta prevalencia de contracturas articulares importantes.4

En general, se ha informado de que la prevalencia oscila entre el 15% y el 70% en los adultos mayores.5 Los pacientes con lesiones cerebrales adquiridas desarrollan contracturas entre el 16% y el 81%.6 . El 60% de los pacientes con ictus, el 36% de los de parálisis cerebral y entre el 11 y el 48% de los de lesión medular desarrollan alguna forma de contractura articular.7

Tipos de contracturas

A medida que la piel injertada o dañada se cura, los bordes de la herida se contraen para hacer más pequeña la zona dañada (“contracción de la herida”). Las heridas más profundas se curan formando un tejido cicatrizal que se contrae y tensa a medida que se va formando.

  Como hacer que el pelo crezca sano y fuerte

El tejido cicatricial es un poco como el cemento. En las primeras fases puede cambiarse o moverse, aunque ya ha empezado a “fraguar”.    Este es el momento más importante para empezar a prevenir las contracturas, ya que se moldean más fácilmente, como el cemento.

La contractura articular puede prevenirse o minimizarse mediante un programa de terapia. Su fisioterapeuta o terapeuta ocupacional le aconsejará e instruirá sobre las formas de minimizar la formación de una contractura.

Sin embargo, en última instancia, el trabajo duro depende de usted. El tejido cicatricial se tensa las 24 horas del día, por lo que cuanto más haga para intentar detener el estiramiento, menos posibilidades tendrá de que se forme una contractura.    Aunque el tejido cicatricial puede tardar hasta 2 años en madurar, es mucho mejor prevenir que curar.    Puede ser un trabajo muy duro durante un largo periodo de tiempo, pero puede significar evitar una nueva cirugía en el futuro.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad